lunes, 30 de marzo de 2009

Un paseo por las nubes en primavera




Aprovechando un claro en un día tan lluvioso como hoy me acerque al huerto para controlar si el agua de la lluvia caída en estos dos días estaba bien canalizada al bidón principal. Cayeron algunos litros, no se cuantos, pero el bidón estaba apunto de desbordarse. Repartí el agua de este bidón por medio de mangueras por el sistema de vasos comunicantes y quedó preparado para las lluvias que aun quedan por llegar.
Se estaba bien a esas horas, el sol brillando hacia el este y enormes y preciosos nubarrones por el norte y también por la sierra de Bernia que baticinaban alguna tormenta.
No soy buena fotógrafa sólo aspiro a dejar constancia de lo que me gusta y en este caso no perdí la ocasión para dejar un recuerdo de este día.






El espino albar, arbusto que se dice que sólo florece cuando no hay riesgo de futuras heladas, estaba cuajado de flores.
Las nubes descargaron toda el agua sobre las 2 de la tarde, ahora sólo nos queda esperar que no se encharquen las cebollas que están apunto de madurar, que las plagas con la humedad del ambiente las podamos controlar y que la tierra aproveche este agua para nuestras futuras plantaciones.
Hoy aunque llueve he visto de cerca la primavera.
!!Que gozada de colores y sensaciones!!

1 comentario:

rafelin71 dijo...

Qué maravilla de fotos Domi! dan ganas de echarse al monte a correr y dando un grito de alegría!
Un beso!