viernes, 1 de enero de 2010

SIN PERDER EL ALIENTO





No soy de las que pone en práctica el refrán de "Año nuevo vida nueva" tampoco acostumbro a plantearme propósitos. Para mi un nuevo año no va asociado con cambios en mi entorno, tampoco planifico proyectos, pero este 20010 que apenas estreno va ligado sin quererlo a cambios en mi vida muy importantes que se produjeron en el año anterior. Todos estos cambios deben llevar un cauce determinado, cauce que ni siquiera me había planteado acometer pero que hoy reconozco que es un buen momento para emprender con todo el aliento y vitalidad que me caracteriza.

Un de las cosas que debería cambiar es el titulo de este blog porque mi huerto ya no es mi huerto, al menos no será el que hoy es, pero de momento el titulo se queda como esta con la esperanza de volver a empezar y poder seguir compartiendo mis pequeñas satisfaciones a quien acceda a el.
Los otras cambios a encauzar no tienen cabida en este blog pero "haberlos haylos"

De mi huerto de "prestadillo" cómo yo acostumbraba describirlo, quedan, tras seis meses de inactividad, la parcela con los Nísperos en floración, los arboles frutales con sus ramas desnudas luchando por sobrevivir a los fuertes vientos de poniente y mis queridos bancales cerámicos.

Me apena verlo cada vez que voy a recoger los frutos que aun me regala, naranjas, limones, algún tomate y pimiento chiquitin y las alcachoferas que crecen a su libre albedrío y se encuentran en pleno rendimiento a pesar no atenderlas.

Es un riesgo continuar trabajandolo porque en cualquier momento los dueños me darán la noticia de que se vendió la parcela por dos duros al vecino de al lado. Es posible que esta notificación aun tarde unos años en producirse, pero si quiero continuar con la huerta a pleno rendimiento necesito sumar a lo ya invertido unos cuantos euros mas que por el momento no tengo.
He dedicado seis o siete años de mi vida a cultivar hortalizas en circunstancias muy muy drásticas, escasez de agua, falta de medios de transporte para acceder allí, falta de tiempo y una tierra mala muy mala que aprendí a cultivar a base de continuas rectificaciones.

Pero la cabra tira al monte y como ellas, yo no puedo ni debo abandonarlo. Gracias a la tierra aprendí a valorar muchas cosas que anteriormente pasaban para mi desapercibidas, superación ante las dificultades, conseguir propósitos casi imposibles, observar el comportamiento de cada mata viendo como responde la tierra a los cuidados que le aplico, y compartir compartir todo lo que aprendí cada de día de la tierra, todo esto no lo puedo borrar de un sólo manotazo porque las circunstancias y los avatares hayan transformado mi vida, muy al contrario, tomaré nuevo aliento y en las próxima primavera empezaré a trabajar en otro sitio unos pocos metros de tierra para poder sembrar y transplantar en ella las hortalizas de invierno.
Mientras tanto intentaré completar las fichas y entradas de este blog con experiencias anteriores algo que siempre tenia pendiente de hacer y que por falta de tiempo pensaba que nunca llegaría a poner en práctica.
Feliz año a todos y muchas gracias a todos por estar ahí.

5 comentarios:

Ester dijo...

Gracias a ti por compartir con nosotros tus experiencias, Dominique.
Seguro que tienes huerta para mucho tiempo!

rafelin71 dijo...

Dominique! Q alegría verte de vuelta, y además, llena de energía y vitalidad.
El título del blog está genial, pq se halle tu huerto donde se halle, será el huerto de Dominique, o no?
Un fuerte abrazo, y gracias por volver!!Para lo que quieras, aquí me tienes!!

FloppySoftware dijo...

Hola Dominique!!!

Que alegria volver a saber de tí!!!

Sigue contándonos las cosas del huerto de Dominique esté donde esté, aquí, y en el foro de infojardin.

Por cierto, mecagontoloquesemenea, no me habia dado cuenta de que no tenia un enlace en mi blog al tuyo. Ya está arreglao.

Un abrazo fuerte, amiga.

Alfred dijo...

No entiendo porque ya no tomas medidas para mantener esta huerta - con hijo y tantos amigos que tienes. Es verdad que te había hecho muchas cosas, pero ninguna persona es imprescindible.

Alfred

CLAUDIA-MARCELO dijo...

Dominique, que pena lo que cuentas, de seguro te sobrepondrás.
La gente luchadora, y se ve que tu lo eres; solo se cae por un ratito; pues hay que seguir y eso se sabe. Tu huerta siempre será tuya, no importa donde se encuentre físicamente.
Y, mujer, con lo que te gusta!!!!!
Te deseo lo mejor para este año y no te me caigas, eh!!!
Besos, una seguidora de fierro